Tatuajes durante el embarazo y lactancia ¿Es aconsejable?

Si estás embarazada y te gustaría hacerte un tatuaje, en este post te hablamos sobre si es aconsejable hacerse tatuajes durante el embarazo y la lactancia ¡Sigue leyendo!

Tatuajes durante el embarazo y la lactancia materna

Si estás embarazada o en el periodo de la lactancia materna y quieres hacerte un tatuaje, es normal que te surjan preguntas del tipo:

  • ¿Me puedo hacer un tatuaje si estoy embarazada?
  • ¿Un tatuaje en el pecho puede afectar de alguna manera a mi bebé?
  • ¿Es seguro para mi bebé tener un tatuaje durante la lactancia?

A continuación te resolvemos estas y otras dudas sobre la compatibilidad del tatuaje con la gestación y lactancia materna.

¿Me puedo tatuar estando embarazada?

En principio, no es un problema estar embarazada para poder realizarte un tatuaje ya que la tinta se queda en capsulada en la epidermis (segunda capa de la piel), pero nunca penetra hasta la sangre, por lo que no se corre riesgo ninguno de afectar al feto.

Aún así, no es recomendable tatuarse durante los tres primeros meses de gestación, ya que son los meses más críticos para el bebe en los que hay tomar ciertas precauciones, como no tomar los medicamentos que se suelen tomar para mitigar el dolor posterior al tatuaje, por lo que es mejor esperar.

Por otro lado, también mencionar que un tatuaje no afecta ni dificulta para nada el parto.

¿Me puedo tatuar durante la lactancia materna?

Al igual que con el embarazo, la respuesta inicial es que sí te puedes tatuar si estás amamantando a tu bebé, ya que como hemos mencionado, la tinta del tatuaje se queda en la piel, por lo que no afecta para nada a la leche materna, pero si debes tomar ciertas precauciones a la hora de tatuarte.

El único riesgo a la hora de tatuarte durante la lactancia es el riesgo de infección, por lo que es recomendable siempre acudir a un estudio de tatuajes profesional que cumpla con todas las medidas de seguridad, higiénicas y sanitarias, como hacemos en el estudio Paco Cachadas.

Por otro lado, debes tener en cuenta que el embarazo provoca estrías y estiramientos en la piel, y en ocasiones se requiere de un tiempo indeterminado para que la piel vuelva a su estado normal, por lo que quizás se obtengan los resultados deseados con el dibujo del tatuaje si se realiza unos meses después.

¿Y que ocurre con los tatuajes en el pezón?

Si el tatuaje es anterior al parto y ya está completamente curado, este no afecta para nada el poder darle pecho al bebé, pero en ningún caso es recomendable realizarse un tatuaje en el pezón o la areola durante la fase de lactancia. Durante el proceso de curación, la herida aún no ha cicatrizado por lo que al amamantar al bebé, dificulta que la herida cicatrice correctamente a la vez que es peligroso ya que el bebé puede absorber los compuestos químicos de la tinta.

Estudio de tatuajes Paco Cachadas

Si buscas un estudio profesional de tatuajes en Murcia, en Paco Cachadas realizamos tatuajes artísticos adaptándonos a tattoo que buscas. No dudes en contactarnos.

Deja una respuesta