La Historia de los tatuajes

Hoy vamos a conocer la historia de los tatuajes, tatuarse es una costumbre tan vieja como lo es el ser humano y ha estado presente a lo largo de nuestra historia.

Historia de los tatuajes

Muchas veces esta modificación corporal llegó a formar parte vital de la cultura de ciertos pueblos. Siendo una forma de identificación personal bastante popular. Sin embargo, con la popularización del cristianismo, esas prácticas disminuyeron mucho.

Por suerte en la actualidad esos tabúes han comenzado a
desaparecer poco a poco. De hecho, la Academia Española de Dermatología realizó
una importante encuesta en la población española. Concluyendo así que 1 de cada
3 españoles entre los 18 y 35 años poseen algún tatuaje. Esto nos dice que un
tercio de la población de jóvenes españoles han visitado a un tatuador alguna
vez. La cual es realmente una cifra enorme. Demostrándonos que poco a poco esta
modificación corporal es aceptada como lo que es: un arte y una forma de
expresión.

A pesar de que podamos sentirnos muy modernos con esto. Lo cierto es que nuestros antepasados ya apreciaban los tatuajes como forma de expresión. Por eso, hoy en Paco Cachadas vamos a contaros la apasionante historia de los tatuajes en distintas culturas. Quizás os sorprendáis con algunos detalles:

Origen de los tatuajes

Aunque es muy difícil determinar el origen exacto de los
tatuajes, varias momias encontradas han determinado un periodo lejano: el neolítico. El hallazgo fue realizado
en los Alpes austro-italianos y revolucionó el mundo entero en su momento. Pues
el cavernícola tenía las rodillas y espalda tatuadas.

Polinesia

No obstante, el pueblo que se realizaba más tatuajes fueron
los originarios de la Polinesia. De hecho, la palabra tatuaje proviene de «Tátau» una palabra del Samoano, el cual es un
idioma de Polinesia. Aquí los miembros de este pueblo se realizaban tatuajes
desde muy corta edad. Hasta que llegaba un punto en la adultez donde no dejaban
ninguna parte del cuerpo sin tatuajes. Esta práctica la realizaban para
infringir temor a sus enemigos.

Fue gracias a la visita de muchos marineros a esta hermosa
isla, que la costumbre de tatuarse logro a extenderse por el mundo. E
introducirse rápidamente en las costumbres occidentales.

Egipto

En el antiguo Egipto las artes, la cultura y la religión eran
temas muy importantes para todo el pueblo. Incluso al día de hoy, el mundo
continúa fascinado con todo lo relacionado al antiguo Egipto. Y gracias a la
excelente documentación de la historia que tenían los egipcios, sabemos algunas
cosas interesantes sobre esta práctica.

Los tatuajes eran realizados para denotar el estatus social
de la persona. En su gran mayoría eran realizados por mujeres sacerdotisas al
servicio de algún dios. Siendo una forma de mostrar su valor.

Japón

Los tatuajes en este país comenzaron a aparecer en los años
1000 A.C. aproximadamente. Era una forma de castigo, usada para marcar a los
criminales en el país. De esta forma, todos podían reconocer fácilmente a
aquellos que había cometidos delitos. Logrando así extender su castigo hasta el
fin de sus días, ya que sus familiares y amigos les daban la espalda.

Fue en el siglo 18 cuando el emperador Meiji Tenno comenzó a
considerar los tatuajes un símbolo de alto estatus social. Decorando sus
cuerpos con «pequeñas obras de arte». Cuando se abrieron al mundo occidental,
el tatuaje volvió a prohibirse por miedo de dar la impresión de ser salvajes.

En la actualidad, los tatuajes son muy mal vistos en Japón
ya que se relacionan con la mafia del país.

Mi estudio de tatuajes en Murcia

Espero que os haya gustado este pequeño resumen sobre la historia de los tatuajes, el tatuaje tiene una historia muy interesante y es maravilloso conocer estos detalles. Ahora que ya sabes todo esto, quizás es momento de hacerte alguna modificación corporal. No dudes en visitar nuestro estudio de tatuajes en Murcia para conocer nuestra manera de trabajar y conoce también todos mis trabajos a través de Facebook e Instagram.

¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *